Aleksandr Scriabin. El Compositor del rito del fin del mundo.



Scriabin

Hola, estimados voynicheros/as.
El personaje del que versa el post que nos ocupa, es el compositor y pianista moscovita Aleksandr Nikoláyevich Scriabin (6 de enero de 1872 - 27 de abril de 1915). El porqué, enseguida llegará, pues no es sólo desde el punto de vista musical, que puede gustaros o no, sino más por las excentricidades, curiosidades y anécdotas que a su persona y a su obra van anexas.
Hijo único, y pariente de Viacheslav Mólotov (sí, el de los cócteles :D), se quedó huérfano de madre (que también fue pianista) cuando tenía un año. Los constantes viajes de su padre hicieron que su tío y su abuela se encargasen de su crianza.


Contertulios del color

Cuando empezó a estudiar música, coincidió con Serguéi Rachmáninov, quien registró en su autobiografía una interesante conversación entre Scriabin y Rimsky-Korsakov; Ambos compartían, a parte de la profesión de compositor, la capacidad de la sinestesia. En su caso podían percibir los sonidos en forma de colores y asociar a cada sonido un valor cromático.
Algunos dicen que "padecía" sinestesia, yo creo que habiendo tanta gente dejándose una pasta por ver luces de colores no veo acertado poner esa etiqueta a su capacidad. :D
Bueno, en dicha tertulia ambos sinestésicos pusieron en común los colores que percibían y resulta curioso destacar que ambos coincidían en su percepción, salvo una ligera discrepancia con el Mi bemol que Scriabin lo veía violeta y su contertulio lo percibía como azul.




Disposición de los colores de Scriabin en un teclado.

Scriabin adjudicó un valor cromático a una escala tonal ordenándola según el círculo cromático de Newton. y transcribió sus percepciones a un teclado.
Siendo tanto la luz como el sonido valores medibles por la longitud de sus ondas, se podría hacer un experimento para ver si el incremento de una va en relación con la otra correspondiéndose a lo establecido por el músico ruso. Puede que ya se haya hecho, si es así, lo desconozco.



Disposición de las notas y su equivalencia en el circulo cromático.


Scriabin inventor

El caso es que era un adelantado a su tiempo no sólo en técnica y estilo, sino también en la visión multimedia de la representación de sus obras. Realizaba anotaciones referentes al color y a la puesta en escena de su música, claro, que no existían los medios de proyección como tal para simular la visión de Scriabin. Por ejemplo en su sinfonía Prometeo: el poema del fuego, incluía una parte especial para un teclado que proyectaba luces en una pantalla en lugar de sonido. y no se pudo interpretar tal cual hasta 1915 (el año en que falleció), en Nueva York.

Teclado de luces que Alexander Mozer le ayudó a construir.



Aquí os dejo un vídeo de la Escuela de Música de Yale, donde podemos experimentar y compartir la visión sinestésica de su obra.
La música empieza por el min 9:50 aprox.
Por cierto, yo me cargaba al realizador. Montas un espectáulo que tiene de particular que el público va a disfrutar de lo que proyectas... ¿Para qué tanto cambio de cámaras y planos de los músicos, si lo que me interesa es lo que estáis proyectando? Si quieres les haces otro vídeo para los familiares... En fin, ahí va:



Hablando de música e imágenes, nuestro bloguero más prolífico; Igor, algo comentó ya sobre Fantasía de Walt Disney en su post, y si en aquel entonces (1940) la película era algo poco convencional, imaginaos como sería vista más de dos décadas antes la interpretación del Prometeo de Scriabin.

En sus primeras obras, hasta 1903, dicen los que saben, que tiene una fuerte influencia del estilo de Chopin. Algunos expertos dividen su obra en 3 partes, opus 1-29, opus 30-53 y desde la 54 a la 74, tomando como punto de inflexión en cada etapa el aumento de atonalismo dentro de su estilo, abandonando los románticos Estudios y Preludios de su juventud para ir mutando en su estilo personal y arriesgado (de hecho su profesor le decía que era demasiado aventurado a la hora de componer). Un par de párrafos más abajo expondremos qué pudo ser lo que le influenció en este cambio, además de su infancia y los convulsos cambios y tensiones que vivía el mundo.

Scriabin no tenía precisamente lo que se entiende por manos de pianista. Tenía las manos más bien pequeñas, (no tanto como los T- Rex :D, pero no alcanzaban mucho más de una octava) de hecho, practicando Islamey de Balakirev y las Reminiscencias de Don Juan de Liszt, se lesionó la mano derecha. Así que se puso a ensayar con la zurda y compuso Preludio y Nocturna para la Mano Izquierda (1894)



T-Rex ensayando ilusionado por el dato de las manitas de Scriabin 



Dios Scriabin

Según avanzaba en edad, también crecían sus manías persecutorias, hipocondria, tics nerviosos, mitomanía y delirios de grandeza. Puede ser que la semilla de sus influencias filisóficas se convirtiese más tarde en la leña que alimentó ese fuego, llegando a afirmar  "Yo soy Dios".

Las ideas del Superhombre de Nietzsche estaban en auge y llegaron a Scriabin que las  interiorizó a su manera. Pero más tarde, en sus viajes por Europa, se topó con la Teosofia de Jean Delville y Helena Petronva Blavatsky, que claramente influyeron en su obra. Aunque su visión de la realidad se acerca a lo Platónico, lo hace de un modo bastante inconexo.


Las palabras de Nietzsche no fueron lo único que le influyó, ¡vean que übermostacho!


Ese misticismo queda patente en obras como su sonata nº3 (Los estados del Alma) la inconclusa nº7 (También llamada Misa Blanca o Mesiánica o De la Luz) y la nº 9 (Misa Negra) y en la N° 6 según el mismo Scriabin ¨Tiene facetas demoníacas, y fue inspirada por el demonio". La sinfonía nº3 (El Divino Poema), o la 4º (Poema del Éxtasis) que fue concebida para ir junto a la de Prometeo, confirman ya sólo con el título, la importancia que tenían esas ideas en su vida y obra.

La parte final de la sonata nº 4 opus 30.



y la de su obra nº 8 (Estudio nº 12)



Todo esto nos permite apreciar, sin necesidad de ser expertos, la dificultad técnica de estas piezas.

Las últimas obras de Scriabin, desde 1910 a 1915, están estructuradas sobre elementos armónicos en vez de temas, usualmente variantes del así llamado "acorde místico":




El acorde Místico (Do-Fa sostenido-Si Bemol-Mi-La-Re)



Aquí vemos una escala de progresión con este acorde de su Prometeo:





Y llegamos (por fin), a la obra orquestal que compuso que da título a este post.
Su inconclusa "Mysterium".

Es posible que todo ese misticismo le hubiera servido para elevar los pies del suelo y traernos un poco de su visión al resto de los mortales. Puede que parezca "desordenada" por esos cambios de ritmo abruptos y por el atonismo, pero en realidad está compuesta de un modo muy pensado y tiene momentos en que la conjunción de instrumentos tiene una potencia impresionante.






Boceto de Scriabin: Templo para ejecutar su obra Mysterium 


Se trata de una obra concebida para que se representase como un rito, que durase una semana entera (ahí es nada) a los pies del Himalaya, en la que pretendía que la aglutinación de luz, sonido, danza y otras artes junto con los perfumes etc., fuesen el catalizador que provocase un cambio de estado, por resonancias; un colapso al que precedería el fin del mundo y la raza humana siendo remplazada por seres más nobles, según el autor. Hay planes de villanos de James Bond que me parecen menos descabellados, pero bueno, estaría divertido teorizar sobre esto en los comentarios.

En palabras del autor: "No habrá un solo espectador. Todos serán los participantes. El trabajo requiere de personas especiales, artistas especiales y una cultura completamente nueva. El elenco de actores incluye una orquesta, un coro mixto grande, un instrumento con efectos visuales, bailarines, un procesión, incienso, y la articulación rítmica de la textura. la catedral en la que se llevará a cabo no será de un solo tipo de piedra, sino que continuamente va a cambiar con la atmósfera y el movimiento del Mysterium. Esto se hará con la ayuda de niebla y luces , que va a modificar los contornos arquitectónicos ".

Scriabin dejó 72 páginas de bocetos para un preludio de Mysterium titulado Acción Preliminar. Alexander Nemtin tomó la ardua labor de completarlos, para formar una obra de tres horas de duración, una tarea que le llevó 28 años.

Esto es un fragmento de esa obra con pretensiones apocalípticas:




Dentro del canal está el resto, para el que lo quiera. Si no me equivoco, Mysterium está dividido en 3 partes.

Postrado por una septicemia, de una erupción en el labio superior mal curada, ( claro, a ver quien logra superar la barrera del bigotazo para curarle. Fíjate, tampoco me viene a la cabeza ninguna muerte tan simplona en el cine), ya en lo que sería su lecho de muerte, gritó: "¡Qué catásrofe!", pero no tanto por la enfermedad, sino porque se creía poseedor del secreto que podría cambiar el mundo y no iba a poder completar su misión.

¡Bola extra de curiosidades!

Hay un asteroide, el 6549 Skryabin, que lleva su nombre.

¿Su palabra favorita? Sensaciones.

Para finalizar, diremos que si de genios poetas y locos todos tenemos un poco... Scribian tenía un poco más que la media de todo eso. 

Y colorín colorido, este post ha concluido.

Gracias y un saludo, hasta el próximo post.

Tony Owen.

5 comentarios:

  1. Excelente e interesante post. Enhorabuena!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.
      Me alegro de que os parezca interesante.

      Eliminar
  2. Muy, muy interesante, y gran trabajo de investigación, desde luego. Me encantan las vidas de estos seres tan excéntricos. Yo de mayor quiero ser algo parecido ;)

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante e hilarante foema de narrar una biografía tan intensa....gracias

    ResponderEliminar